Baloncesto: Francia vs España

El baloncesto es uno de los deportes más importantes tanto en Francia como en España. En España, es el segundo deporte que tiene la mayor cantidad de licenciados federados con casi 400,000 jugadores contra 500.00 en Francia (España tiene un mayor porcentaje de jugadores si tenemos en cuenta la población global de cada país). Al igual que en fútbol, los equipos nacionales de estos dos países ocupan los primeros puestos de la clasificación FIBA (Federación Internacional de Baloncesto), veamos si sus ligas nacionales también estan a la altura.

La asistencia media de los clubes ACB es de 6420 espectadores por partido. 5 clubes logran superar los 8,000 en cada partido, cifra que veremos es mucho más alto que las del campeonato de Francia. Esa liga a pesar de los problemas económicos, crece cada año un poco más gracias al trabajo realizado para posicionarse como una marca referente del deporte mundial.

“Los clubes de ACB han seguido trabajando y han conseguido elevar la asistencia media de la competición hasta 6.469 espectadores por partido hasta noviembre, un 1,35% más que durante todo el año anterior.”

Más info en Palco23

Al mismo tiempo, la Pro A (liga francesa) ve su asistencia caer. De hecho, desde tres temporadas, la afluencia promedio por partido disminuye en Pro A. Para la temporada 2015-2016, fue de 3.541 espectadores, o 2 % menos que la temporada anterior. Sin embargo, la asistencia total en la temporada regular había aumentado (1 110 370 espectadores en 2014-2015 frente a 931 542 en la temporada anterior) debido al paso de 16 a 18 clubes. La tasa de llenado de los estadios cayó del 81 al 76%.

La comparación es difícil con la liga española cuando vemos que los clubes franceses que generan la mayor afluencia en Francia están a nivel de los clubes que ocupan los últimos puestos de la liga ACB. En 2013-2014, la comparación entre la Liga ACB y el PRO A podía llevar a un cierto optimismo para la Pro A porque las brechas se redujeron incuestionablemente en los últimos años, debido a la crisis económica, pero también a las grandes disparidades dentro del sistema español. El sistema francés, por su parte, era muy homogéneo y carecía solo de uno o dos clubes grandes.

Cuatro años después, parece que España ha ampliado la brecha al posicionar la Liga ACB en una referencia a nivel mundial con jugadores estrella y un importante trabajo de activación de marketing. Al mismo tiempo, la la  Pro A no logró abrirse paso.

Deja un comentario