¿Como superar una crisis en un club de fútbol?

Muchos clubes han pasado por alguna crisis y no todos han conseguido sobrevivir. Dicha crisis, puede ser más o menos importante y suele ser provocada por resultados deportivos no conformes al estándar del equipo o a una mala gestión que puede tener graves repercusiones. En la mayoría de los casos la crisis en un club se traduce en el descenso, lo cual significa una caída de los ingresos y una pérdida del interés de los aficionados.

¿Existen soluciones para superar una crisis económica y/o deportiva importante? ¡Claro! Algunos clubes lo han conseguido de manera sobresaliente, en Francia podemos tomar el ejemplo del RC Estrasburgo Club que por culpa de una mala gestión tuvo que afrontar una liquidación financiera. El Club Alsaciano tuvo que reconstruir todo desde el nivel amateur y 6 años después están de vuelta en la primera división francesa. Pero este caso nos lo guardamos para otra ocasión ya que realizaremos un análisis completo del club en un futuro post.

También existen casos menores como el del Atlético de Madrid que ha conseguido transformar su crisis deportiva y su descenso a segunda como una fortaleza, construyendo y afirmando valores propios del club tras volver “del infierno”.

Para tratar de este tema, hoy nos centramos en dos casos concretos, uno en Francia y uno en España.

  • FC Nantes – Francia

El FC Nantes es un club simbólico de Francia que se ha posicionado gracias a su estilo de juego en los años 80.

Como el RCSA, el FC Nantes pasó por una crisis importante de 2005 a 2013. La crisis empezó en 2005 cuando el club, acostumbrado a jugar las primeras plazas de la liga francesa, empezó a luchar por la salvación. En 2007, el equipo toca fondo, una gestión catastrófica, un reclutamiento que no aporta un plus, sumado una afición rabiosa y  desesperada. Al final de dicha temporada el FC Nantes, por primera vez en su historia, baja a segunda. Decepción muy grande para un club mítico, pero en su momento todos pensamos que era sólo el tiempo de una temporada. Fue todo lo contrario, el club luchó hasta 2012 para lograr mantenerse en su categoría y fue muy difícil.

Mientras tanto, el club, por fin se dio cuenta de que ya no podía contar sólo con sus resultados deportivos para volver a conquistar a su afición y empezó a realizar pequeños cambios. El club del FC Nantes tiene la característica de pertenecer a un territorio, la Bretaña, donde el sentimiento de identidad local es muy importante. Fue entonces necesario para Erice Chevirer, director comercial, conseguir volver a dar alegría al público e involucrarles en la vida del Nantes, independiente de si el club juega en primera o en segunda. El apoyo al equipo representaba entonces una identificación al territorio y ofrecerles un sentimiento de pertenencia.

Para acercarse a su público, el club adoptó una estrategia de reconquista e identificación social que se traduce por una suma de varias acciones y activaciones de proximidad.

La primera acción fue la organización de una maratón en la que sólo se ofrece visibilidad a las empresas locales que patrocinan el club, con el fin de fidelizarles y de involucrar al público, los patrocinadores y las instituciones públicas, para que todo el territorio se sienta identificado al club.

Otra acción que tuvo un impacto importante, fue la activación realizada con Volotea, compañía aérea que personalizó un avión con sus colores.

Otra medida y una de la más importante en este caso, fue la que el club adoptó al dejar de trabajar con todas las agencias que les acompañaba para estar más cerca de la gente y de las empresas y así poder tomar las decisiones de manera interna al 100%.

A parte de estos tres puntos que hemos destacado el Nantes empezó a realizar actividades los días de partidos y desarrollar campañas de socios con unos valores bien definidos. El club consiguió sobrevivir también, insistiendo en su pasado de gloria.

Diez años más tarde, el equipo bretón juega otra vez en primera división y puede empezar a trabajar a nivel nacional e internacional cuando sabemos que su entrenador es Claudio Ranieri (aunque según afirman, se marchará para afrontar otros desafíos). El club también, según un estudio realizado por France Football es el club más amado en Francia.

  • El Real Oviedo:

En 2003, el Oviedo baja a tercera división por motivos económicos. El club logró sobrevivir gracias al apoyo de su afición, que vino a ayudar al club de manera voluntaria en las tareas del día a día como cortar el césped.

El club se caracterizó por la voluntad de la población de querer verle sobrevivirEn tercera división el equipo contó con casi 13.000 abonados por 200.000 habitantes.

El Real Oviedo supo gestionar su crisis de manera muy eficaz, acercándose de la afición y haciendo del club, el club de todos.

Pero la historia del Oviedo no se para en este punto. En 2012, el club está en su peor punto económico después de 10 años de caos a nivel de gestión. Tenían que lograr 1.9 millones de euros en menos de dos meses. Otra vez, contó con su afición para salvarse y puso a la venta acciones por valor de 11€.  El club cuenta con una historia de 86 años y referentes como Juan Mata, lo cual les permitió buscar ayuda a nivel nacional y a nivel global.

Jugadores, pero también clubes como el Real Madrid, dieron dinero porque como dijeron dos aficionados del club: si El Oviedo muere, es el fútbol que muere. El Oviedo es como un buen amigo, tenemos que ayudarle”.

Gracias al contenido generado y también a un artículo de Sid Lowe, periodista de The Guardian lanzando el hashtag #SOSREALOVIEDO el club logró recaudar los fondos necesarios.

Comparándolo a un panda, especie en vías de extinción, el periódico AS generó la ayuda de un club chino.

Al final el club logró el objetivo y contó con la ayuda de Carlos Slim deseando invertir en un club español.

El caso Del Real Oviedo sirve de ejemplo viendo la originalidad del proceso. El club ha logrado el apoyo de todos, tanto de la afición como de jugadores, famosos y periodistas.

En resumen, una crisis es un momento muy delicado en la vida del club, pero el fútbol nos une y nos transmite valores. Cuando las cosas van mal, sólo hay que recordar que nuestra afición quiere pertenecer al club, que se sienten identificado a él y a su territorio y es en esa dirección que hay que buscar soluciones para salverlo.

Deja un comentario